Para qué sirve la moringa

Posiblemente hayas oído hablar de ella en repetidas ocasiones y aún no sabes con certeza qué es y para qué sirve la moringa, por esto en este artículo nos dedicaremos a hablarte un poco sobre ella y para qué sirve la moringa, además de sus diversos beneficios y usos para la salud, la belleza y hasta para algunas preparaciones culinarias que te encantarán.

Entonces presta mucha atención porque te dejará sorprendido todo lo que la moringa puede hacer por ti, sobre todo te fascinará descubrir para qué sirve la moringa y todos los efectos positivos que trae para el organismo, entonces para empezar, vamos a conocer un poco sobre qué es la moringa y de dónde proviene.

Qué es la moringa 

La moringa es una planta de múltiples usos, está compuesta de hojas, raíces, flores, semillas y vainas, son usadas en diversos ámbitos de la salud, medicina y belleza; todas sus partes son aptas para el  consumo, tiene varios usos y puede manipularse para obtener diferentes presentaciones de la moringa.

Como mencionábamos anteriormente, la moringa tiene diversos usos, entre ellos es ideal para curar una serie de enfermedades o problemas del organismo; a continuación te contaremos para qué sirve la moringa y por qué es tan apetecida en la actualidad.

Para empezar es importante destacar que la moringa es una fuente rica en nutrientes, principalmente de vitaminas, proteínas y minerales que brindan un gran aporte a las necesidades nutricionales de países donde se presentan altos índices de desnutrición; asimismo, su aporte para la medicina natural hace de la moringa una planta excepcional y apetecida, aquí te darás cuenta por qué.

Para qué sirve la moringa en el organismo

Para qué sirve la moringa en el organismo

La moringa también conocida como planta milagrosa, se ha convertido en un hit para tratar problemas de salud como la anemia, el cáncer y muchas más; esto se debe a sus componentes y a que las hojas de esta planta están cargadas de una cantidad de proteínas, vitaminas A, B, C, calcio, entre otras vitaminas tan provechosas para la salud y el organismo que se encargarán de actuar efectivamente.

La moringa es ideal para adelgazar 

Aunque sus usos más comunes han sido para tratar temas de salud, hoy en día la moringa se ha convertido también en un grandioso y efectivo adelgazante usado por muchas personas; pues si bien, esta ayuda a estimular el metabolismo y quemar grasa efectivamente; cabe resaltar que para que este ingrediente actúe efectivamente durante el proceso de adelgazamiento, es necesario llevar una alimentación adecuada y acompañarla de rutinas de ejercicios constantes.

Sirve para equilibrar los niveles de azúcar 

La moringa reduce los niveles de azúcar en la sangre, esta planta sin duda te ayudará a mantener los niveles de azúcar dentro de lo normal. Agregar algunas hojas de moringa en tus comidas, ayudará a tratar los problemas de azúcar en la sangre.

Otra forma de preparar la moringa para tratar los problemas de azúcar en  la sangre, es extraer cuatro o cinco hojas de la planta, ponerlas a hervir durante 10 ó 15 minutos y cuando esté tibia, tomar el agua sobrante y dejar secar las hojas; esta práctica es bastante efectiva dadas sus múltiples propiedades, por tanto aprovechar las hojas secas para preparar y tomar un poco de té a diario será perfecto para tratar los niveles de azúcar.

Por otra parte, la moringa y su contenido en proteínas vegetales, es imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo. En este caso el para qué sirve la moringa, responde a una cantidad de problemáticas del organismo que te mantendrán en excelente estado.

La moringa sirve para reducir la inflamación

La moringa contiene un componente llamando isotiocianato que reduce la inflamación, esto será posible mientras la consumes diariamente.

Por otra parte, las hojas también se usan como laxante y purgante para estreñimientos crónicos o severos.

Sirve para reducir el colesterol

En estos casos la moringa será un ingrediente efectivo para disminuir los niveles de colesterol; estudios han determinado la efectividad de este ingrediente para tratar los diferentes problemas que se derivan del colesterol.

La moringa Calma los dolores

Esta planta cumple una acción analgésica de ayuda a aliviar los dolores que se pueden  presentar en el organismo. Se ha demostrado que la moringa es efectiva para reducir los dolores ocasionados por la artritis.

Contribuye a la salud cerebral

La moringa contiene aminoácidos que contribuyen al perfecto funcionamiento del cerebro, permite además que este se encuentre en excelente estado.

Previene la tiroides y mejora el estado de ánimo

Su composición a base de antioxidantes y demás compuestos, mejoran la salud de la tiroides y también, ayudan a combatir el cansancio, la depresión, los cambios de humor, entre otras situaciones presentes que afectan los estados de ánimo. 

Para esto, consumir 5 cucharadas de moringa al día será sumamente efectivo para que te sientas en forma.

Aporta energía 

La moringa es una planta energética que aporta las vitaminas esenciales y contribuye a la producción de glóbulos rojos, es ideal para aportar energía y vitalidad atendiendo así los estados de cansancio y debilidad y fatiga.

Correcto funcionamiento urinario

Su contribución al  correcto funcionamiento urinario es incomparable, se dice que la moringa es capaz de combatir los cálculos renales, las infecciones, el estreñimiento y mejora la retención de líquidos.

Mejora la salud ósea

La moringa está compuesta de calcio y fósforo que permitirán mantener los huesos sanos y fuertes; sus propiedades antiinflamatorias ayudan a combatir los síntomas de la artritis y ayudan a reparar los huesos dañados.

La moringa para el tratamiento del asma 

Se ha demostrado que este ingrediente sirve para mejorar la respiración y el funcionamiento pulmonar, es perfecta para prevenir que se presenten enfermedades pulmonares  como la bronquitis.

Cuida el hígado 

En ocasiones, factores como el alto consumo de medicamentos o fármacos en general pueden afectar el correcto funcionamiento del hígado; por tanto, en este caso el extracto de moringa será perfecto para mejorar el funcionamiento del hígado ayudando a acelerar el proceso de recuperación además de desintoxicarlo.

Elimina los hongos

El extracto de hoja de moringa te ayudará a controlar el crecimiento de los hongos en el organismo gracias a sus componentes y antioxidantes.

Ayuda a combatir el cáncer

La moringa contiene compuestos como la niacinamida que protege el organismo, evitando el desarrollo de las células del cáncer; en este caso las hojas de la moringa que contienen altas propiedades antioxidantes, ayudarán a reducir la formación de células cancerígenas. 

Mejora la visión

Las hojas de la moringa contiene gran cantidad de vitaminas las cuales pueden ayudar a prevenir las cataratas, ceguera nocturna y problemas de los ojos en general principalmente en los niños. 

Estas son algunas de las razones del para qué sirve la moringa en el organismo, y como sus propiedades y beneficios son tan amplios, la piel también se ve ampliamente beneficiada.

Para qué sirve la moringa en la piel

Cuida y nutre la piel

Gracias a sus compuestos antibacterianos y antivirales, la moringa ayuda a proteger la piel de las infecciones; este ingrediente puede ser usado para tratar diversas problemáticas de la piel como por ejemplo: los hongos, el pie de atleta, reducir inflamaciones de acné y hasta sanar picaduras de insectos.

Una forma adecuada para aplicar este ingrediente es a través del aceite de moringa, este presenta efectos emolientes, nutritivos e hidratantes sobre la piel. 

En este caso, la moringa se centra en el cuidado de pieles envejecidas las cuales se benefician gracias a los antioxidantes que provee esta planta; si bien, los antioxidantes ayudan a mejorar el aspecto de la piel y prevenir el envejecimiento prematuro entre otros beneficios.

Para qué sirve la moringa en la cocina

Consumir la moringa cruda o cocida es recomendable para conservar sus propiedades activas; esta planta puede sustituir las verduras que usas habitualmente para preparar tus alimentos convirtiendo tus preparaciones en platos 100% saludables. Aquí te mostramos para qué sirve la moringa en tus preparaciones culinarias.

La moringa es perfecta para ser incluida en preparaciones gastronómicas; el sabor de esta planta es tan agradable y sabroso que podrá ser consumida incluso cruda.

La flores y hojas de la moringa son ricas en carbohidratos; pueden ser usadas para preparar guisos, también se pueden disfrutar cocidas.

Las hojas por su parte pueden ser usadas para la preparación de jugos; estas hojas tienen un sabor un toque picante.

Las vainas de la moringa una vez maduras, se hierven acompañadas de sal y se extraen sus semillas las cuales presentan un sabor similar al garbanzo.

Las raíces de la moringa también puedes consumirlas y al igual que las hojas presentan un sabor picante, estas son parecidas a las zanahorias por lo que puedes usarlas en las ensaladas. 

Como puedes observar, la moringa sirve para satisfacer una amplia variedad de necesidades. Si aún no has comprobado sus beneficios y diferentes usos, es momento de descubrir por tu propia cuenta todo lo que la moringa hará por ti y en esta ocasión, tener las preparaciones más saludables de la mesa para ti y los tuyos.

Otros usos de la moringa

Para qué sirve la moringa en el organismo

Además de los ya mencionados, la moringa tiene otros usos que posiblemente desconocías y que hacen de esta, una planta cada vez más completa y provechosa.

Moringa para la ganadería y agricultura 

Las hojas de la moringa funcionan como abono para tratar los hongos que atacan las raíces de los cultivos. En cuanto al ganado, contribuye a la producción de leche y mejora el peso de este. 

Purificación del agua

Las vainas y semillas de la moringa contienen proteínas que absorben las partículas presentes en aguas turbias,  facilitando así la eliminación de estas partículas mediante filtración o decantación, dejando el agua limpia y lista para el consumo humano.

Presentación de la moringa y preparaciones

La moringa puede ser adquirida y consumida de diversas formas; a continuación, te enseñaremos cuáles son las más comunes y cómo prepararla.

Jugo de la planta fresca

Licúa las hojas y frutos de la moringa, toma un vaso por día para tratar la diabetes y la tensión sanguínea.

También puedes usarlo como antiséptico mediante aplicación tópica sobre heridas de la piel.

Infusión de hojas secas o frescas

Tomar dos tazas al día de esta infusión ayudará como laxante, digestivo y antiparasitario.

Moringa en polvo

Mezcla una cucharadita de moringa en polvo con el té, yogurt o algún cítrico para mejorar el colesterol, la diabetes, el estreñimiento y más.

Este polvo también puede usarse como condimento para tus preparaciones.

Moringa en cápsulas

Ingerir antes de cada comida, por lo menos tres veces al día.

Semillas de moringa

Crudas, cocinadas, en polvo o como más lo prefieras, las puedes agregar a tus ensaladas o acompañarlas con agua.

Aceite de moringa

Aplicado en el uso de cosméticos o tratamientos para la piel; también para agregar a ensaladas y verduras.

Precauciones para el consumo de moringa 

Así como hablamos de sus usos y beneficios, es importante hablar de las precauciones que se debe tener al momento de consumir moringa. 

Sabemos que todo en exceso es malo, por eso un consumo adecuado y medido de este ingrediente te ayudará a evitar efectos secundarios; saber en qué casos no debes consumir moringa, será ideal para el perfecto funcionamiento de tu organismo y para obtener los resultados deseados.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que como este es un producto que ayuda a controlar los niveles de azúcar, es decir que es hipoglucemiante, es importante que aquellas personas que padecen de niveles bajos de azúcar moderen su consumo, pues si se consume con frecuencia se presentará una baja de azúcar significativa que puede ocasionar desmayos, desequilibrios y debilidad en el cuerpo.
  • Cuando lo consumes en la mañana en ayunas por períodos largos de tiempo, debes prestar atención a algún tipo de acidez gástrica o irritación ya que ésta puede estar generando que tu estómago presente este tipo de comportamientos. Para evitarlo, procura acompañar el consumo de moringa con otro alimento para evitar una posible gastritis.
  • La Moringa se considera una planta estimulante y energética, así que evita tomarla antes de dormir ya que puede ocasionar insomnio y te será un poco difícil conciliar el sueño.

Ten en cuenta antes de consumir moringa estas y todas las precauciones necesarias, así evitarás efectos adversos y obtendrás los resultados deseados. 

Ahora que descubriste qué es y para qué sirve la moringa además de sus diferentes usos, es momento de hacer de esta planta un ingrediente excepcional a la hora de tratar tus problemas de salud, contribuir a la belleza de tu piel y preparar alimentos encantadores y saludables que tu cuerpo agradecerá interna y externamente.